¿Por qué nos salen granos?

Los granos son elevaciones en la piel de color rojizo que contienen en su interior pus. Son una de las manifestaciones del llamado acné, que se da sobre todo en la pubertad. Los granos pueden abrirse espontáneamente dejando salir el pus y cicatrizando más tarde.
El llamado acné es muy frecuente en los adolescentes, pero también puede aparecer en todas las edades. Sí comienza en la pubertad, pero puede continuar a lo largo de unos años.
¿Por qué nos salen granos?


Los granos salen porque los poros de nuestra piel se obturan con un tipo de grasa llamado sebo, que lubrica piel y pelo.

El acné es habitual en la pubertad ya que las hormonas están en pleno trabajo y la piel produce exceso de sebo. La mayoría de las glándulas productoras de sebo están localizadas en frente, nariz y barbilla, zonas donde frecuentemente aparecen la mayoría de los granos. Las llamadas espinillas son granos en los que se ha taponado la superficie con la grasa y células muertas y aparecen como puntos negros en la piel.

Otras causas que pueden hacer aparecer granos son la llamada dermatitis por contacto: en zonas en la que la piel roza con ropa, especialmente si hay temperaturas altas que propician el sudor, pueden originarse granos.
También hay cierta predisposición genética: si nuestros antecedentes familiares han sufrido acné, nosotros tenemos predisposición hereditaria para sufrirlo.

Aunque también se hace referencia a que cierto tipo de comidas grasas, como chocolates, bollería industrial, pueden ayudar a su aparición, no está del todo demostrado; de todas maneras, no es buena idea abusar de este tipo de comidas, ya que nuestra salud se puede resentir.

En general, los granos producidos por el acné desaparecen sin complicaciones, aunque hay veces que requieren tratamiento si se infectan más allá de lo normal. Muchas veces, el quitarnos las llamadas espinillas con los dedos es lo que origina una infección.

Para intentar que los granos, el acné desaparezcan lo antes posible, debemos seguir ciertos consejos:

  • Lavarnos la cara con agua templada y jabón muy suave especial para acné.
  • No reventar los granos: al reventarlos movemos material infectado hacia capas más profundas de la piel, con lo que provocamos más inflamación y enrojecimiento, incluso cicatrices.
  • Evitar el tocarnos las zonas afectadas y el resto de la cara: podemos dispersar las bacterias a zonas no afectadas.
  • Si el acné o granos aparecen en otras zonas del cuerpo, hay que tener cuidado con la ropa, no llevarla ajustada para que pueda respirar y no se irrite aún más la piel.

Si el problema se complica, siempre podemos acudir a la consulta del dermatólogo, que ofrecen diferentes tratamientos, ya que la piel es diferente en cada uno, para que nos ayude a controlar el acné y granos.

¿Tienes mas preguntas?: Preguntas Interesantes, preguntas graciosas, preguntas incomodas ...

Deja un comentario

error: Web Protegida - Guardamos tu Ip